Home » Actualidad » La longevidad, una nueva oportunidad

La longevidad, una nueva oportunidad

El periódico La Vanguardia reunió a cuatro de nuestros expertos, profesionales que desarrollan diversos estudios relacionados con la población sénior y las oportunidades que ofrece la llamada silver economy dentro del Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE.

Juan Fernández Palacios, economista, actuario y director de nuestro centro; el experto en demografía; Rafael Puyol, catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM); Montserrat Guillén, catedrática de la Universitat de Barcelona (UB), e Iñaki Ortega, profesor de la Universidad Internacional de La Rioja (Unir) y una autoridad en esta denominada economía plateada, nos desvelan las claves de la revolución silenciosa que el aumento de la esperanza de vida está generando en nuestra sociedad.

En España, el aumento de la esperanza de vida es una tendencia imparable mientras disminuye la tasa de natalidad. La combinación de estos dos factores da como resultado que el peso de las personas de más edad en la pirámide de población española es cada vez más relevante, y esta situación no parece que vaya a cambiar en las próximas décadas.

¿Problema u oportunidad?

Para nuestros expertos no hay duda.  Rafael Puyol, codirector del Mapa de Talento Sénior, una de las investigaciones del Centro de Investigación Ageingnomics, afirmó en el encuentro que «el envejecimiento es, ante todo y sobre todo, una conquista social”.

Y es que un aspecto relevante del aumento de la esperanza de vida es que afecta transversalmente a toda la sociedad y no solo a los mayores de una determinada edad. Para la catedrática Montserrat Guillén, para poder aprovechar las oportunidades es necesario “invertir en la longevidad lo antes posible, ya que cuanto antes empecemos más fácil será obtener más rendimiento”.

La relación de los sénior con el mercado laboral

Pese al incremento de trabajadores sénior en nuestro mercado laboral, lo cierto es que actualmente más de 500.000 hombres y mujeres de este colectivo buscan trabajo. Para muchos de ellos, la única alternativa es emprender. Quizás por esa razón “hay más emprendedores entre los sénior que entre los menores de 30 años”, aclaró Iñaki Ortega.

Nuestros expertos coincidieron en que es necesario aumentar el número de años trabajados. “No tiene sentido que haya gente que se jubile y le queden más años de vida por delante que años ha pasado trabajando”, se lamentaba Juan Fernández Palacios.

Fernández Palacios indicó que “la Administración debe marcar el camino para que dejar de trabajar sea el fruto de una decisión personal y no la imposición de un convenio”.

Un reto de país

Los servicios enfocados a atender la demanda de los mayores son una magnífica oportunidad de negocio para España. Para Ortega, nuestro país tiene “muchos sénior y también un tejido de servicios competente”. Mientras que Guillén puso en valor que “contamos con un clima excelente que permite a las personas estar al aire libre, un buen sistema asistencial y sitios encantadores que actúan como reclamo”. Todos estos puntos son fortalezas para convertir a España en un referente para la oferta de servicios destinados a los mayores de 55 años.

El Centro de Investigación Ageingnomics enfoca su actividad en el estudio de los miembros de la llamada generación de las canas, que está compuesta por personas de entre 55 y 75 años, y en el análisis de la silver economy. Entre sus actividades organiza seminarios y conferencias como el “Seminario académico 2021 sobre economía y longevidad” que contó con una ponencia magistral de María Blasco, bióloga molecular y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), y dónde se seleccionaron seis trabajos de investigación sobre las oportunidades que ofrece la economía del envejecimiento en relación con la pandemia desde una perspectiva multisectorial y constructiva.