Home » Blog » Soluciones que (no) dejan huella
Presentamos las tres propuestas en la categoría senior para la V edición de los Premios a la Innovación Social de Fundación MAPFRE.

Soluciones que (no) dejan huella

Cada año, desde Fundación MAPFRE se ponen en marcha los Premios a la Innovación Social. Unos galardones con los que se pretende impulsar el ecosistema de innovadores sociales, desde la convicción de que sus ideas pueden ser capaces de dar respuesta a los grandes desafíos a los que se enfrenta hoy nuestro planeta. 

Estos premios hacen posible el crecimiento de proyectos que, por sus características, resuelven y mejoran algunos aspectos del mundo en el que vivimos, reconociendo el trabajo que estos realizan para crear soluciones innovadoras que luchen contra estas problemáticas, como pueden ser la desigualdad, la pobreza, el cambio climático, el acceso a la salud o el fomento de la integración activa de los mayores en nuestra sociedad. 

Las candidaturas se reciben desde Brasil, Latinoamérica y Europa y están centradas en el poder transformador de la innovación social en tres categorías distintas: Mejora de la salud y tecnología digital (e-Health), Prevención y Movilidad, y Economía Sénior. 

La Innovación Social en la Economía Sénior 

En la categoría de Economía Sénior, la V edición de este premio nos ha dejado grandes propuestas de la mano de emprendedores que han sabido ver el potencial de la inversión de la pirámide poblacional, poniendo su foco en el bienestar de los adultos mayores. Los finalistas de esta categoría cuentan con una proyección de viabilidad muy importante y la garantía de impactar de forma muy positiva a través de sus novedosas soluciones. Te los presentamos a continuación: 

  • Mais Vivida, viene desde Brasil. Es una plataforma que conecta a jóvenes y adultos sénior para asegurar el aprendizaje intergeneracional. Los jóvenes, en su primer puesto de trabajo remunerado, adquieren el papel de “ángeles” y enseñan a los mayores el uso de las nuevas tecnologías, ofreciendo un servicio no sólo nuevo, sino completamente humanizado. Cuentan con clases en línea o en persona, conferencias, formaciones y otras actividades para el correcto desarrollo de las habilidades de los adultos mayores en distintos canales digitales. 
  • NAU, desde Uruguay, es un punto de encuentro, tanto presencial como virtual, para las personas mayores de 55 años. Es una plataforma, pero también una comunidad, que pretende fomentar el crecimiento personal de este segmento poblacional. Promoviendo experiencias, como encuentros o talleres, para todos aquellos que no quieren dejar de aprender, descubrir o socializar, aportando sus conocimientos y vivencias, y recibiendo las de los demás.
  • Kuvu fue finalmente el proyecto ganador. Una empresa social española que trabaja para mejorar la calidad de vida de los sénior, previniendo y reduciendo la soledad no deseada. ¿Cómo lo han conseguido? Han creado un marketplace que ayuda a los mayores a compartir su casa con personas más jóvenes. Kuvu incentiva la convivencia entre distintas generaciones, se ocupa de proteger la cohabitación y gestiona el alquiler, para que los mayores no necesiten preocuparse por nada, sino que se centren únicamente en la experiencia de compartir su tiempo con su nuevo compañero de piso. 

Tres iniciativas que nos hacen reafirmar nuestra convicción de que el reto demográfico se presenta como una gran fuente de oportunidades. Tanto para la ciudadanía en general, que encuentra en este colectivo nuevas posibilidades, como para la población mayor en particular, a través de soluciones que pueden mejorar su calidad de vida y permitirles seguir siendo parte activa de la sociedad. 

¡Enhorabuena a todos!