Home » Blog » La edad del ocio
¿Cómo disfruta del tiempo libre la generación sénior?

La edad del ocio

El ocio es un activo indispensable en cualquier etapa de la vida. Disfrutar del tiempo libre contribuye a mejorar nuestra satisfacción y nos carga de energía, ambas premisas necesarias para conservar una salud mental fuerte. Además, tiene un impacto muy positivo en el envejecimiento.

Parece obvio que para mantener en forma nuestra salud física, psicológica y social, es importante priorizar estos momentos de diversión y descanso. Más si cabe una vez vamos sumando años.

¿Por qué incidimos en que es vital dedicarle al ocio un espacio importante en este momento de la vida? En un período en el que el trabajo, en algunas ocasiones, deja de ser significativo, contamos con mucho más tiempo libre y las actividades de ocio favorecen la interacción y las relaciones sociales, ayudan a aumentar nuestra autoestima y mejoran nuestra autonomía. En definitiva, hacen que no perdamos esa sensación de valía y satisfacción hacia la vida en general. 

¿Cómo disfruta del tiempo libre la generación sénior?

Hemos hablado en otras ocasiones de que la generación silver actual se caracteriza por un acercamiento a la vejez totalmente diferenciado al de las anteriores. Cuentan con una mayor longevidad, mejor calidad de vida y una economía más estable. Además, muestran una destreza indiscutible en el uso de las nuevas tecnologías. Están, poco a poco, eliminando las percepciones negativas y estereotipadas que se atribuyen a envejecer. Lo mismo pasa con el tiempo de ocio, que comienza a entregarse a tareas mucho más activas.

Al contrario de las generaciones anteriores, que dedicaban su tiempo libre a ocupaciones más pasivas, ahora se prefieren otro tipo de actividades, como ir a restaurantes o viajar, incluso hay quienes deciden emprender en aquel sector que siempre les gustó. Nos cuidamos más, vivimos mejor y cada vez existen más alternativas dirigidas a satisfacer las necesidades de este sector.

Para ser algo más concretos y hacernos una idea global de estas nuevas tendencias, tomamos como referencia el Barómetro del consumidor sénior, elaborado por el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE, en el que se reflejan las preferencias de este segmento de la población en cuanto al ocio, basándose en sus gastos.

¿En qué prefieren gastar su tiempo libre? Sobre todo, en restauración y gastronomía, donde realizan el 52% de sus gastos; también en salir de compras (aquí gastan el 42%) y en viajar o hacer turismo, con más tiempo libre y la posibilidad de viajar en cualquier temporada, ya supone el 45% de sus ingresos y se han convertido en un motor turístico para España. En menor medida, adquieren libros, revistas y prensa y acuden a espectáculos culturales como el teatro, museos, conciertos o eventos relacionados con el deporte.

Las experiencias de ocio valiosas contribuyen a nuestro bienestar mental y físico y afectan de forma muy positiva al envejecimiento saludable. Algo tan beneficioso (y divertido) no puede pasar a un segundo plano en ninguna etapa de nuestra vida, mucho menos para una generación que, aunque envejece, cada vez está más joven.