Home » Blog » Los sénior también pueden ser líderes
¿Tienen los sénior cargos públicos en nuestro país? Aparentemente pocos.

Los sénior también pueden ser líderes

¿Tienen los sénior cargos públicos en nuestro país? Aparentemente pocos. 

A pesar de que la población de nuestro país crece a pasos agigantados, invirtiendo la pirámide demográfica por completo, la realidad es que nuestros representantes políticos no parecen seguir la misma tendencia. 

En España, más del 40% de los electores tienen 55 años o más, pero, sin embargo, solo el 34% de los alcaldes de las principales ciudades de las comunidades autónomas pertenecen a esta franja de edad. Un porcentaje que aún se reduce más si hablamos de los diputados de los parlamentos autonómicos, que llegan solo al 27%. 

Así lo vemos reflejado en el Ranking de territorios por la economía sénior, que realizamos desde el Centro de Investigación Ageingnomics en un intento de entender el grado de amabilidad de las diferentes comunidades autónomas con nuestros mayores. Y más concretamente, en este caso, si las instituciones públicas representan de verdad a la sociedad. 

Para ello, se ha analizado por primera vez la participación social de la generación plateada, aportando una idea de la intensidad y los canales de participación sociales utilizados por los mayores de 55 años. Antes de este estudio, no había datos oficiales, estas son las primeras estadísticas que se hacen al respecto y, en ellas, podemos vislumbrar una grieta bastante amplia entre la edad de los actores políticos de nuestro país y sus votantes. 

Un país (casi) sin representantes sénior 

En cuanto a alcaldes, la Comunidad Valenciana lidera el ranking en cuanto a número de políticos de este rango mayores de 55 años entre sus 5 primeras localidades, con un amplio 80%, seguidas, también en buen lugar, del Principado de Asturias, Galicia y País Vasco, todas con un 60%. Mientras, las demás autonomías se posicionan mucho más abajo. Tanto, que no llegan ni al 40%. 

Por su parte, Madrid y Cantabria ni siquiera tienen representación sénior en sus alcaldías. Unos datos que sorprenden por el gran contraste con respecto a la edad de sus electores, pues se trata de dos regiones que cuentan con más de un 40% de votantes mayores de 55 años en sus filas.

Si hablamos de diputados sénior en parlamentos autonómicos, Castilla y León es el territorio con mayor porcentaje, con un 32,10%. Muy seguido de la Comunidad Foral de Navarra, con un 31,82%, y la Región de Murcia, con un 31,11%. 

En el otro extremo, la Comunidad de Madrid es la que menos diputados sénior tiene (solo un 14,81%), después de Castilla-La Mancha (21,21%) y Cataluña (21,48%). 

Líderes de otra generación 

Nuestras comunidades se lideran por políticos mucho más jóvenes que sus votantes. ¿Representan estos de verdad a sus ciudadanos? ¿Son capaces de entender a una sociedad en la que es otra generación la que ahora toma las decisiones? El esfuerzo tendrá que ser mucho mayor. 

El envejecimiento poblacional es una realidad, tenemos que ser capaces de abrazar este momento. Porque es nuestra oportunidad de entender y darle el valor que se merece al talento y la experiencia que nos puede brindar esta nueva generación sénior, que vive más y se encuentra mejor de lo que nunca antes lo había hecho. 

No permitamos que el conocimiento se esfume por no saber cómo aprovecharlo.