Home » Blog » El descanso, indispensable para estar activos
El descanso es una parte muy importante de nuestro día a día, crucial para tener una buena calidad de vida, tanto física y mental como emocionalmente

El descanso, indispensable para estar activos

Vivimos acostumbrados al frenetismo, estamos tan habituados a que nos repitan una y otra vez la importancia de mantenernos activos que muchas veces se nos olvida la importancia de parar, de mirar por nosotros mismos. Tanto, que cuando este ritmo acelerado se detiene solo un instante, nos damos cuenta de que estamos casi exhaustos, ¿cuánto has dormido esa noche? ¿Le has dedicado el tiempo suficiente al descanso esta semana?

El descanso es una parte muy importante de nuestro día a día, crucial para tener una buena calidad de vida, tanto física y mental como emocionalmente y, por supuesto, para poder gestionar nuestras rutinas diarias de manera productiva. Porque sí, sabemos que la productividad es clave para el éxito de cualquier actividad, pero para poder mantener esa productividad, es imprescindible contar con un buen descanso.

Disminución de la capacidad física, problemas de concentración, pérdida de atención, irritabilidad, somnolencia diurna, dificultad para rendir bien y mala gestión de las emociones son solo algunas de las consecuencias derivadas de un mal descanso. Lidiando con esto en nuestro día a día, ¿es posible ser productivo? La respuesta natural es un no.

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de que no existe una persona más feliz que la que ha dormido bien? Parece algo mundano, pero es una realidad. Sin embargo, no hay nada más infravalorado en nuestros hábitos y necesidades diarias que el sueño, ni siquiera a medida que cumplimos años y empezamos a notar que dormimos peor.

Con los años, el insomnio se dispara, pero ¿por qué?

Se estima que la mitad de la población mayor de 64 años padece algún tipo de problema para dormir.

La verdad es que, conforme vamos cumpliendo años, nuestro sueño cambia; la fase REM se vuelve más difusa, mientras la cantidad de sueño superficial aumenta. Por eso tenemos la sensación de dormir (o descansar) peor.

Esto, sumado a los pequeños cambios que experimentamos en el organismo, en nuestras rutinas, con más tiempo libre o preocupaciones diferentes, se traduce en una repercusión notable en el ciclo del sueño. Es lo que provoca que nos despertemos más veces durante la noche, nos cueste más conciliar el sueño, nos levantemos más temprano por la mañana o suframos más trastornos relacionados con este ámbito, como es el insomnio.

Cuida tu salud, mejorando tu descanso

Cuidar tu descanso es cuidar tu salud. Se trata de algo tan sencillo como lo es alimentarte bien o hacer ejercicio. Deberíamos darle la misma importancia. Por eso, el doctor Ángel Durántez, uno de los mayores expertos en medicina preventiva y antienvejecimiento de nuestro país, ha desarrollado, de la mano del Centro de Investigación Ageingnomics, una serie de consejos para crear una buena higiene del sueño. Algunos tips que conviene aplicar, tengamos o no, problemas para dormir. Todos ellos se exponen en la Guía del antienvejecimiento, Jóvenes con canas. Son los siguientes:

  • Evita las siestas, o dormir durante el día.
  • No tomes estimulantes como cafeína o teína después de mediodía.
  • Trata de no beber mucha agua antes de irte a dormir, para no tener que despertarte e ir al servicio.
  • La habitación siempre a oscuras, evitando cualquier luz o estímulo externo. Y con una temperatura templada.
  • No cenes demasiado, ni hagas ejercicio justo antes de dormir.
  • Si llevas más de 20 minutos tratando de dormirte sin éxito, levántate y realiza una actividad relajante. Puede ser leer, escuchar música…
  • Olvídate de los aparatos electrónicos: nada de móvil, tablet o televisión.

Nos pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, ¿no crees que merece la pena invertir en ello? Preocuparte por llevar una buena rutina de sueño puede suponer un cambio muy drástico en tu calidad de vida. ¿Y si lo haces realidad?