BARÓMETRO 2022

III Barómetro del Consumidor Sénior 2022

Poder adquisitivo

La población sénior española tiene más de un ingreso en su hogar, siendo el promedio de personas que aportan ingresos de 1,66, igual que en 2021.

Además, asisten económicamente a miembros de su familia o personas de su entorno de forma habitual. De hecho, en el último año, la generación silver ha aumentado su alcance como red de apoyo, ya que 6 de cada 10 han prestado algún tipo de ayuda económica. Esto supone un porcentaje del 63%, lo que supone un incremento significativo con respecto a 2021 (43%).

Mientras que en 2021 el 12% aseguraba que las ayudas eran vitales para quienes las recibían, en la actualidad baja hasta el 8%. También disminuye el porcentaje de los que hacen aportaciones todos los meses, pasando del 16%, al 14%, si bien se incrementa el porcentaje de aquellos que las realizan esporádicamente, siendo del 4% en 2021 y del 25% en 2022.
 

 
La mitad de la población sénior (51%) cree que su situación con respecto a las ayudas económicas a su entorno se mantendrá igual. No obstante, se mantiene cierto optimismo ya que son más quienes creen que tendrán que ayudar menos a sus seres cercanos en un futuro (29%), que los que opinan que su apoyo deberá ser mayor (20%).

Los adultos mayores también tienden a pensar que la situación económica empeorará y, de hecho, esta creencia se intensifica con respecto a años anteriores. Así, el 37% en 2020 y el 32% en 2021 de los encuestados intuía que iba a empeorar, mientras que, en la actualidad, este porcentaje asciende hasta el 39%. Del mismo modo, la minoría que piensa que puede mejorar (5%) se reduce con respecto a 2020 y 2021 (6%).

Las partidas que creen que se van a incrementar en el año 2023 son el gasto en vivienda, combustibles y alimentación.  Y prevén que van a disminuir el gasto en restauración, tecnología y artículos para el hogar.